A “reto” muerto, “reto” puesto!

Desde el 19 de Marzo, día festivo, y hasta el 2 de abril, hemos participado en un reto fotográfico mis alumnos de 1º de Bachillerto y yo mismo.

El reto, no me lo he inventado yo, por eso agradezco al profesor Enrique Benimelli quien propuso en su blog Esfera_TIC hacer durante 30 días seguidos 30 fotografías (aunque yo lo he adaptado a 15 días).

Inicio del Reto Fotográfico

Cada día hemos hecho las fotos que hemos querido, pero al final, tuvimos que escoger una que se ha colgado en internet en dos sitios:

  1. Un espacio personal de cada participante.
  2. En mi tablero de Pinterest.

Los objetivos que he pretendido conseguir, han sido:

  • Aprender del uso de dispositivos móviles o cámara de fotos para un fin “novedoso”, o al menos que intenten utilizar su móvil para algo más creativo que las conversaciones de whatsapp, …
  • Crear un hábito. Aunque lo ideal sería hacerlo durante 30 días, pero por experiencia propia, decidí acortar el reto a 15 días porqué se puede volver agobiante.
  • Aprender el uso de Apps o Programas de ordenador que ayuden al retoque fotográfico.
  • Entener, apreciar y comprender la aplicación de las Licencias Creative Commons. Aunque en Pinterest no sé si se puede especificar este tipo de licencia :-(
  • Aprender y apreciar una red social desconocida para la mayoría de ellos, como es Pinterest.com

¿Qué ha funcionado y qué no?

Creo que en general ha sido algo divertido que se ha salido de la rutina de clase y que hemos disfrutado todos.

No he conseguido que todos pusieran un título adecuado a las fotos, como por ejemplo: D1: Autorretrato. Así se ha hecho más difícil entender el tema de alguna foto.

Tampoco he conseguido que todos los alumnos participaran, a pesar de estar bastante motivados en un principio.

Sí que he conseguido crear una dependencia, ya que están pidiendo otro reto 😉

Sí que hemos conseguido crear una complicidad que se muestra fuera del aula.

Sí que hemos conseguido saber mucho más unos de otros, de nuestros gustos, aficiones, hábitos, etc.

También creo que he conseguido despertar en algunos, el hecho de utilizar Flickr como herramienta de almacenamiento online de sus fotografías.

Y seguro que muchas más cosas!

¿Y ahora qué?

Espero que puedan ser ell@s mism@s las que me propongan un reto nuevo, mientras tanto … volveré a repetir otros 15 días con el alumnado de 4º de ESO ;-))

Inicio del Reto Fotográfico

Creación de mi #PLE con Symbaloo

Entre el 26 y 28 de Junio estuve en Ibi como alumno de un curso que impartía David Álvarez (y al que conseguí desvirtualizar desde que le sigo en Twitter) sobre Entornos Personales de Aprendizaje: gestión de redes y canales de información. La verdad es que aunque yo sabía algunos de los conceptos que en el curso se trataron, aprendí cosas nuevas y sobre todo afiancé algunos de ellos.

Para el que no lo sepa, un PLE (Personal Learning Enviromen) tiene muchas definciones y aquí voy a intentar aportar la mía propia: a mi modo de ver un PLE son personas (prinicpalmente) y las herramientas que permiten establecer un entorno (virtual) donde aprender de otras personas gracias al contenido que proporcionan, a la interacción que se produce entre nosotros y a la creación y difusión de nuevos contenidos.

Supongo que no será la definición más ortodoxa, pero es así como lo entiendo.

En un primero momento, y en 5 minutos me puse a escribir qué herramientas conformaban mi PLE, es decir, qué herramientas utilizo asiduamente para obtener, crear y difundir información de la que aprendo y de las que pueden aprender otros. Este fue el resultado:

PLE

PLE

La verdad es que se me quedaron muchas aplicaciones en el tintero, pero en 5 minutos fue lo que me vino a la cabeza.

Pues bien, tras un tiempo de reflexión y utilizando la herramienta Symbaloo, he modificado y añadido herramientas que me he dado cuenta que uso o que quiero usar en el curso escolar siguiente. Por lo que ahora os presento a mi “dapasPLE“:

Por último, me gustaría mostraros un vídeo de Eduardo Herrero (@eherrero123) que explica qué es para él un PLE con papiroflexia.

Still alive!

Still Alive

Sí, aunque pudiera parecer lo contrario, todavía estoy vivo 😉

La verdad es que he estado inmerso en mis “proyectos”, en mis clases, en mis “neuras”  y he estado 7 meses sin escribir nada por aquí. Voy a intentar volver a escribir durante el siguiente curso de forma más periódica e intentar explicar lo que pretendo llevar a cabo en mis aulas. También voy a intentar realizar unas cuantas entradas explicando lo que he hecho este año, que no es poco ;-), pero que no le he dado “visibilidad”.

Los problemas que he tenido para no escribir han sido problemas de “constancia y regularidad”. En el momento que dejé de escribir durante un tiempo, se me hizo muy cuesta arriba el volverme a poner, el encontrar tiempo para buscar temas, imágenes, y cómo explicar lo que estaba haciendo. Sin embargo, ahora lo que pasa es que tengo tantas cosas que contar, que se me hace “espeso” empezar. Pero bueno, intentaré empezar por el principio para ir llegando al final.

También me he animado a escribir otra vez debido a los diversos “saraos” educativos a los que he asistido en julio y que me han animado a “ponerme las pilas” otra vez. De hecho, este blog empezó tras los eventos educativos a los que asistí en el verano del 2012 y que me hicieron caer en la cuenta que tengo que contar las cosas que hago, ya que es bueno compartirlas con los demás para dar ideas y recibirlas de los lectores. Además, tengo que hacer algunas entradas como parte de los “deberes” de algún curso 😉

Bueno, pues poco a poco, iré publicando algunas entradas este mes, pero supongo que en agosto publicaré poco :-(

De momento, esto es todo y espero explicar muuuuchas cosas 😉

Mi participación al movimiento #yoconozcomiherencia

Hoy a las 12:55, en el Instituto donde aprendo con mis alumnos (y otros a los que no doy clase), vamos a realizar una actividad promovida por la AMUPROLAG, que me ha parecido muy interesante.

Mi participación, corta y breve consistirá en leer un texto clássico. La gracia de la lectura está en que los textos serán leídos por profesores y alumnos como si de un diálogo se tratase. Los contenidos de los textos hacen referencia a experiencias del pasado totalmente aplicables a la actualidad, con lo que se pretenden llamar a la reflexión tanto a alumn@s com a docentes sobre nuestra práctica docente. Mi texto es el siguiente:

Ya lo dijo Cicerón que si el método de enseñanza no es agradable al discípulo, pronto el maestro se quedará sin auditorio (…) Le pasa al maestro de elcuencia lo que al pescador, que, como no ponga en el anzuelo el cebo más atractivo para los peces, se aburrirá a la orilla del agua sin lograr lo que desea.

Este texto clássico me hace reflexionar que muchas veces los docentes nos empecinamos en que un determinado conocimiento se ha de dar o explicar de una forma concreta, cuando no buscamos la mejor manera de transmitirlo.

Yo hace un par de años me di cuenta de este error que cometía, cuando mis alumnos salían “aburrid@s” de mis clases de informática. Ahí, y gracias a otras personas ajenas a mi mundo de entonces, me di cuenta que tenía que cambiar mi pedagogía y buscar el cebo más atractivo para hacer que mis alumnos intentaran pescarlo. A día de hoy, todavía sigo buscando, y creo que seguiré buscando “ad eternum” porqué cada conjunto de alumnos son distint@s cada año y eso hace que la búsqueda no pare.

Si queréis saber más del movimiento #yoconozcomiherencia, podéis realizar una búsqueda en Twitter, o ver el grupo de Facebook, o ver el Google Site de la Asiciación de Profesores de Latín y de Griego, o leer la historia que se va a crear hoy (gracias a Fernando Blaya) o ver el siguiente vídeo promocional.

Buenos días, me presento….

En este inicio de curso, he pretendido cambiar la forma de realizar la “prueba inicial”.

Hasta ahora, les pasaba una hoja en papel y ellos tenían que contestar en bolígrafo a una serie de pregunta del tipo:

  1. Sabes que es un “.mp3″?
  2. ¿Conoces algún programa de edición de vídeo? Nómbralo.
  3. ¿Sabes qué es Internet? Di ejemplos de su uso.
  4. ……

Sabía que no servía para mucho, porque muchas veces los alumnos no entienden la pregunta, o yo la había formulado mal.

Este año he decidido que sean ellos los que demuestren lo que saben hacer. Para ello, sin decirles nada, les he pedido que hagan una “presentación” de su vida (nacimiento, gustos, disgustos, …, lo que ell@s quieran poner). Además, les he “obligado” a que la expongan delante de tod@s utilizando la PDI que tenemos en el aula.

Pues bien, me he llevado sorpresas muuuuy gratas, al darme cuenta que la mayoría de ellos ya sabían manejar programas como MS Power Point o MS Windows Movie Maker. Eso sí, con algunas salvedades y errores. Ahí es donde me he centrado, en remarcar lo que podrían mejorar:

  1. Menos texto en las diapositivas.
  2. Música que acompañe el texto en los vídeos.
  3. Imágenes que se vean bien.
  4. Imágenes con licencias CC (Creative Commons).
  5. Imágenes no pixeladas.
  6. ……

Creo que ha sido mucho mejor, más productivo y más divertido que lo que había hecho hasta el momento.

Pero también quería ver si alguien se salía de “lo normal” (PowerPoint y WindowsMovieMaker), y no, no he encontrado ninguna sorpresa en las presentaciones, así que les he enseñado como podría ser una presentación con un pequeño cómic, que os dejo. Por cierto, gracias a @vicentllopis por su “frase magnífica”, me está ayudando muuuuucho 😉

Mi presentación

Mi presentación

Nuevo curso escolar, nuevos retos a la vista

Ya hemos empezado el nuevo curso escolar y empiezan los nuevos retos con nuevos alumn@s.

Hay tareas, actividades que creo que me pueden servir este año e incluso mejorar aquellos aspectos que no pude conseguir. Pero también me encuentro que tengo “viejos conocidos” entre mis alumn@s, lo que supone que es un reto añadido, ya que he de sorprenderles con nuevas metas, nuevas tareas, nuevos retos o en caso contrario para ellos será un poco aburrido.

Eso supone que tengo que empezar a analizar bien, con qué materia prima cuento y qué puedo obtener de “ella”.

De momento, mi primera actividad va a consistir que se presenten tod@s, que hagan un esfuerzo de creatividad y un esfuerzo mayor al ponerse delante de tod@s y contar sus gustos, aficiones, etc.

Con esta actividad espero romper el hielo y empezar a destapar el alma creativa que está aletargada en la mayoría de ellos.

Bueno, ya iré contando qué vamos haciendo y cómo va saliendo (aunque no salgan bien).

 

Creando robots con Arduino y Scratch

Placa Arduino UNO

Placa Arduino UNOVamos a ver de qué son somos capaces de hacer con mis alumn@s de 4º de la ESO con una placa de Arduino y S4A (Scratch for Arduino).

En la última parte del desdoble de la asignatura de Tecnología que estoy impartiendo, he propuesto a algunos alumn@s que intenten montar un robot básico. Simplemente que  se mueva y que a través de unas antenas o de otra forma esquive los obstáculos que

encuentre a su paso. Creo que es un proyecto bastante motivador. La idea, sería algo parecido a:

Para ello, compré una placa “arduino uno” de la tienda Ro-Botica, que no superó los 35€ con portes incluidos. La verdad es que no estaba muy convencido, pero tras recibirla y probarla, creo que es una de las mejores inversiones que he hecho.

No creo que lleguemos al nivel de este vídeo, pero es algo planteable para futuros cursos 😉

También  me servirá para animar a estos y/o otros alumn@s a que este verano se distraigan programando con App Inventor para dispositivos móviles android, ya que Scratch es muy parecido a la programación que se tiene que realizar con AppInventor. Y si luego quieren, se pueden presentar al II Concurso de Aplicaciones para Móviles con AppInventor. Así matamos dos pájaros de un tiro 😉

Ya iré contando cómo va, y si es posible, hacer un vídeo final explicando qué hemos conseguido hacer.

Aprendiendo (con el ejemplo) que es gerundio

En una charla sobre productividad personal (de la que hablaré en otra entrada), se me ocurrió preguntar al ponente, Jeroen Sangers – autor de el canasto.es: “¿Cómo podría enseñar a mi alumnado algunas de las técnicas sobre productividad personal para que las aplicaran y les fueran útiles?”

La contestación fue difícil de asimilar pero sencilla de entender:

No puedes obligar a hacer algo a alguien (o sea, enseñar) si esa persona no quiere aprenderlo.

Esa conversación me ha llevado a reflexionar los siguiente:

  1. No puedo obligar a nadie a creer que lo que yo hago o las herramientas que utilizo son “las mejores”.
  2. Sí puedo mostrar cuales son las consecuencias o los buenos hábitos adquiridos de hacer lo que hago, como yo lo hago.
  3. Es difícil creer en lo que dice una persona que no predica con el ejemplo.

Por lo tanto, la única forma que tengo y puedo utilizar para influir con mi alumnado y mis compañeros profesores/as, es mediante el ejemplo. Puede que yo no sea el mejor ejemplo del mundo mundial, pero intento mostrar la mejor parte de mí mismo e intento que los demás se contagien (cosa que no siempre consigo).

Muchas veces me veo dando “consejos” en clase y creo que no siempre debería hacerlo, ya que mi experiencia es sólo mía y no siempre tiene que servir a los demás. Eso me recuerda a un comentario que leí en el blog Una Vida Sencilla: “todo es mentira, excepto lo que experimentamos“.

Muchas veces creo que es mucho más importante lo que hacemos en nuestras clases (el ejemplo que damos, nuestra comunicación no verbal,…) que lo que decimos en ellas. Sin embargo también es muy importante cuidar lo que se dice dentro del aula, hablando correctamente y sin que hayan malas interpretaciones de nuestras palabras.

Por lo tanto, voy a intentar dar ejemplo para ver si consigo alguna reacción. Deseadme suerte!! 😉

Por cierto, voy a intentar volver a publicar más periódicamente, sobretodo ahora que estoy pensando cosas para el nuevo curso 😉

¡Todo mentira! Un momento de inspiración.

Muchas veces, nos tildan a los docentes de no ser creativos, de no saber qué hacer. A continuación quiero narraros lo que sucede en mi centro entre un profesor, un curso de 1º de la ESO y yo mismo.

Inspiración

Foto con licencia CC de peeveeads

Yo siempre he pensado que no soy muy creativo, que no tengo muchas ideas, que vivo del “Copy + Paste”, pero a veces me dejo llevar por la inspiración, por “el momento”. Esto que os voy a contar, me ha pasado está pasando durante el curso actual y que se está transformado en un hábito.

Un viernes cuando llegaba al instituto, antes de las nueve de la mañana, vi a través de los cristales de las ventanas como un profesor estaba dando una clase. El profesor mostraba el libro a los alumn@s y les explicaba algo que había en el libro. Como tengo confianza con él, se me ocurrió entrar a ver qué hacía y qué decía.

Cuando llegué a la puerta, toqué con los nudillos (para pedir permiso, ya que soy muy educado 😛 ) y el profesor amablemente me invitó a entrar al aula, pensando que necesitaba hablar con él o decirle alguna cosa. Cuál fue su sorpresa, cuando no pasé de la puerta y lo único que hice fue dirigirme a los alumn@s que estaban atendiendo y decirles:

“Todo lo que dice es mentira”

Cerré la puerta rápidamente y me fui. El profesor se quedó sin saber qué hacer ni qué decir, así como los alumn@s. Fue un momento “raro”, diferente y ni el profesor ni los alumnos supieron cómo actuar. Más tarde me pidió “explicaciones” por lo que había hecho, incluso me dijo que le había “desmontado la clase” (siempre desde el buen rollito).

Hasta aquí podría haber quedado como una simple anécdota. Sin embargo, la semana siguiente el mismo día, y más o menos a la misma hora se repitió la escena. El profesor no daba crédito cuando me oyó golpear la puerta de nuevo. Y la tercera semana seguida lo mismo.

En ese momento se produjo una inflexión, ya que el profesor me dijo:

“Esta, te la tengo que devolver ;-)”

Pero yo inmutable, volví a entrar la cuarta semana seguida y para mi sorpresa, cuando abrí la puerta para decir “Todo eso es mentira”, una alumna se levantó de la silla y dijo en voz alta y clara:

“Numerémonos!!”

Y todos los alumn@s, uno a uno, empezaron a levantarse, decir su número asignado en el listado y sentarse. Fue muy gracioso y todos nos reímos un rato. Me dio la sensación de que los alumn@s estaban satisfechos por haber ayudado a ese profesor a “vengarse” de una forma diferente, haciendo algo que yo no esperaba.

Desde entonces hasta ahora, los alumn@s de esa clase, llegan a las 8 de la mañana y le preguntan al profesor:

“¿Hoy qué le hacemos a Dani?”

Debajo de la mesa

Foto con licencia CC de beccaplusmolly

Se ha convertido en una especie de Flashmob pero en clase y sin luego dispersarse. También se ha convertido en una especie de “ansiedad“, ya que algún día que no he podido asistir a la cita y tanto el profesor como los alumnos me lo han recriminado (ya que habían preparado alguna cosa).

Los alumn@s han hecho cosas muy divertidas e imaginativas,  por ejemplo: esconderse todos debajo de la mesa en 2 segundos, ponerse todos encima de la silla y declamar “Oh, capitán mi capitán!“. La que más me impactó fue la que hicieron un día que tenían examen: se pusieron todos con la cabeza agachada como si estuvieran dormidos y uno de ellos me dijo con voz de pena:

Dani, por favor, hoy no que tenemos examen :-(

Yo lo he hablado con este profesor, que por cierto tengo que decir que es @pepeche_, y estamos de acuerdo en que ha sido algo positivo, y aunque al principio los alumn@s no entendían qué hacía yo haciendo/diciendo estas “tonterías“, al final se han subido al carro y son ellos ahora los que están esperando que llegue el viernes a las 8 de la mañana para hablar sobre qué “me van a hacer” cuando vaya a verlos.

Quizás en otra entrada cuente todo lo que han hemos hecho durante estos viernes.

¡No pudo ser! Esperando con ansias el #EABE13

No ha podido ser :-( Por culpa de un virus estomacal, no he podido asistir el día de hoy al encuentro #EABE12 que se realiza en Carmona. Me tendré que conformar con el #EspirituEABE12 y ver lo que pueda y me dejen por Streaming y Twitter.

Niño llorando

Foto con licencia CC de appropos

Otro año y no he tenido “suerte”.

Otro #EABE que se me escapa de las manos.

Otra oportunidad de volver a ver a gente que hace mucho que no saludo en persona y desvirtualizar a otra tanta gente que se había apuntado.

Otra oportunidad de cargar las pilas con el #emotionware que se genera en este tipo de eventos.

Otra oportunidad de trabajar “en vivo y en director” con personas preocupadas por la educación.

Otra oportunidad de aprender muchas cosas o de afianzar otras.

Otra oportunidad…